jaula.es.

jaula.es.

¿Cómo se preparan las aves migratorias para el viaje?

Las aves son animales fascinantes y migratorios por naturaleza. Cada año, millones de aves emprenden un viaje épico desde sus lugares de invernación en el sur hacia sus lugares de anidación en el norte, cubriendo miles de kilómetros en el proceso. Pero, ¿cómo se preparan las aves migratorias para el viaje?

En este artículo, exploraremos las distintas maneras en las que las aves se preparan física y mentalmente para emprender su viaje anual.

Entrenamiento Previa La Migración

Las aves no simplemente deciden un día salir a volar miles de kilómetros sin preparación previa. Antes de la migración, las aves hacen una serie de cambios fisiológicos y de comportamiento que les permiten prepararse para el viaje.

Durante los días previos a la migración, las aves comen más de lo usual. Se trata de una táctica que les permite almacenar grasa, que será utilizada para cubrir sus necesidades energéticas durante el viaje. Además de esto, las aves aumentan su musculatura de vuelo, y son capaces de volar más horas al día.

Adicionalmente, las aves también ajustan su reloj corporal para estar listos para su viaje, al igual que los deportistas profesionales que viajan de un país a otro para una competencia ajustando su reloj. Este reloj interno ayuda a las aves a prepararse emocionalmente para la migración.

Elección de la Ruta

Una vez que están física y mentalmente preparados, las aves migratorias deben elegir su ruta. La elección de la ruta depende de las condiciones atmosféricas, la disponibilidad de alimento y agua, y la topografía.

Algunas especies, como las águilas, usan las corrientes de aire ascendente para elevarse a grandes alturas y luego planear durante los tramos más largos del viaje. Otras especies, como las golondrinas, prefieren seguir las costas para evitar los obstáculos físicos como las montañas.

El uso de las Constelaciones

Aunque las aves migratorias a menudo viajan de día, también deben ser capaces de navegar de noche para evitar perder su camino debido a la oscuridad. Para hacer esto, usan la posición de las constelaciones en el cielo nocturno para guiarse.

Algunas aves, como las golondrinas, se orientan según el polo norte usando la luz polarizada. Esta luz polarizada se filtra a través de las nubes y otras capas ligeras en la atmósfera para ayudar a las aves a navegar.

Además de esto, las aves también utilizan otras señales como los patrones en la superficie terrestre y los campos magnéticos terrestres.

La Tecnología Y Sus Ventajas

Hoy en día, también se ha visto cómo la tecnología puede ser de gran ayuda para las aves migratorias. Se han colocado pequeñas mochilas GPS en las aves para seguir su movimiento y tener un mejor entendimiento de sus patrones migratorios.

La tecnología también ha permitido a los biólogos estudiar el impacto del cambio climático en las rutas migratorias de las aves. A medida que las temperaturas han cambiado en todo el mundo, las aves se han desplazado a nuevas áreas para encontrar las condiciones adecuadas para anidar.

En resumen, las aves migratorias se preparan para el viaje con entrenamiento físico intenso, y modifican sus comportamientos y rutinas para estar listos para el largo viaje. Posteriormente, eligen rutas que les ofrezcan las mejores condiciones para completar su difícil viaje, y utilizan la tecnología para hacerlo con un mayor éxito. Admirable, la capacidad instintiva de las aves nunca deja de sorprender y asombrar a los humanos.